jueves, 31 de mayo de 2012

Este jueves, un relato: "En la quietud de la noche"


Se despertó nervioso, aturdido, incluso se atrevería a decir que había dado un grito al abrir los ojos. Miró a su alrededor y se dio cuenta de que estaba en el dormitorio de su casa. Suspiró profundamente. Todo había sido una pesadilla. No era la primera vez que le sucedía. Últimamente le costaba trabajo conciliar el sueño y cuando lo lograba venían a su mente imágenes y pensamientos que rompían bruscamente con la tranquilidad de la noche. Tenía que encontrar la manera de terminar con aquella situación o estaba convencido de que acabaría perdiendo la cabeza.
            A veces no lograba recordar la temática de sus pesadillas y casi lo prefería así, puesto que en la mayoría de las ocasiones se encontraba rodeado de serpientes dentro de un pequeño habitáculo del que no conseguía salir. Otra imagen que se sucedía con frecuencia en su mente de madrugada era un profundo precipicio al que se asomaba con cuidado pero sin poder evitar caer por él. El sentimiento de angustia era tan fuerte que al despertar notaba como le temblaban las piernas y los brazos y el corazón le latía con fuerza. En cualquier caso, la muerte siempre rondaba por sus pensamientos y esto no le gustaba en absoluto.
            Comenzó a obsesionarse, a pensar que sus malos sueños eran señales de que algo terrible le sucedería. Una enfermedad, un accidente, tal vez un desastre natural… Se le pasaba de todo por la cabeza y nada bueno. El tema empezó a afectar a su vida cotidiana. El cansancio era cada vez mayor, siempre andaba triste y cabizbajo y con unas ojeras que se incrementaban a pasos agigantados con el transcurso de los días. Su rendimiento en el trabajo disminuyó y el jefe tuvo que llamarle la atención. “Me da igual cuales sean tus problemas, cuando llegas aquí tienes que intentar dejarlos al margen y cumplir con tu valor, de lo contrario no tendré más remedio que despedirte”.
            Un día, a la salida del trabajo, decidió pasarse por la Biblioteca Central. No tenía muy claro que libro escoger. No buscaba ninguno en concreto. Le gustaban todos los estilos y como no tenía prisa por llegar a casa optó por hacer un exhaustivo recorrido por toda la tienda. De repente, se topó con el diccionario de los sueños. Sin dudarlo ni un instante pasó por caja para pagarlo y se dirigió hacia su casa intrigado por saber si aquel libro daría respuesta a sus dudas.
            Abrió la puerta y se sentó en el sofá con el diccionario entre las manos. Lo miraba sin atreverse a abrirlo, pero finalmente lo hizo por la página del índice y se fue directamente al apartado Animales. “Aquí está, serpiente, a ver que pone”. Soñar con serpientes es augurio de que vamos a adquirir grandes conocimientos que nos serán muy beneficiosos. “Vaya, la cosa pinta bien, probemos ahora con angustia”. Este sueño, que aparentemente podría ser negativo, en realidad significa todo lo contrario. Padecer angustia predice bonanza en todos los campos de la vida, tanto materiales como espirituales. Por eso, si está pensando iniciar algún tipo de proyecto, éste será el momento más oportuno, porque todas nuestras acciones se verán coronadas por el éxito. En el aspecto personal también se van a cosechar importantes triunfos, como puede ser encontrar una pareja adecuada, relación que, por lo demás, se alargará en el paso del tiempo. Hay que aprovechar esta situación para aclarar los malentendidos que hayan podido surgir con amigos y conocidos. Por último, buscó la palabra caer. Este acto tiene muchísimas acepciones porque según quién caiga, el modo y el contexto, tendrá significados muy variados. En general, soñar con caerse indica que la situación que estamos viviendo en la actualidad va a cambiar muy pronto. El texto seguía, pero no quiso saber más, con lo que había leído tenía suficiente. Cenó algo, vio un rato la tele y se fue a la cama con la esperanza de que su vida mejoraría en poco tiempo. (Menos mal que no siguió leyendo la interpretación del sueño caer…)
 NOTA: Las aclaraciones sobre el singnificado de los diferentes sueños están sacadas del libro Gran libro Diccionario de los Sueños del editorial Servilibro. Así que, si queréis saber cómo continúa el texto sobre caer que he dejado inconcluso, ya sabéis... ;-)
Más historias sobre la quietud de la noche en casa de Mónica, también conocida como Neogéminis.

25 comentarios:

  1. será cabrona la cris...¡¡ jajaja...me has recordado a una costumbre que tengo yo: la de decir algo para luego no acabarlo, la de comenzar con un cuento, para luego dejarlo sin terminar...así que no me extraña que donde las dan, gustavo, las toman...
    por otra parte, no hay mejor manera para vender, vender entre comullas, un libro que esta que has elegido tú, cristina...
    por otra parte, muy buena y clara la construcción del texto, aunque no hayas desvelado el final sin hacernos trabajar...¡maldita sea!!
    medio beso.

    ResponderEliminar
  2. Pero para el personaje de tu relato se acabó la angustia, ya podía descansar tranquilo, aunque ahora los demás nos imaginemos que no le va a ir tan bien como cree...
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no hay nada mejor para los miedos que enfrentarse a ellos, como ha hecho tu protagonista, el saber interpretar los sueños es un paso, después tiene que asumir de donde vienen esos miedos. Y en la quietud de la noche es cuando a veces afloran las pesadillas.

    Un abrazoooo, guapa.

    ResponderEliminar
  4. Bueno Cristina, nos has dejado con la miel en los labios, un final interruptus en toda regla, jaja. Al menos el chico se quedó tranquilo, la vida puede que le cambie, aqunque eso no significa que sea para mejor ¿no?
    Yo es que nunca recuerdo lo que sueño así es que no me preocupan demasiado las interpretaciones que haya.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. me has interrumpido el final, eso es hacer que la noche se inquiete, buscando respuestas...por suerte es mi tarde. Ahora tu personaje podrá descansar??? O Soñara con buenas cosas por venir.
    Un relato con gusto a mas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Y ahora ¿qué? ¿de verdad no vas a decirnos que significa caer?

    ResponderEliminar
  7. Y? YYYYY???? Naaaaaa! pues, no tengo precisamente el libro que aquí presentas, pero tengo algunos conceptos acerca de sueños y sus significados, así que ya me voy a revolver papeles a ver si develo la cuestión! Creo que esta noche no duermo!
    Más allá de que el final quedó muy en nuestras manos, indagaciones e imaginación (muy suspicaz de tu parte :-), me pareció muy interesante el relato por su enfoque totalmente diferente, más aún, porque los sueños en sí, son muchas veces, misterios a develar. Muy bueno!
    Besitos al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  8. Los sueños nos juegan malas pasadas. Eso de mirar el diccionario de los sueños fue muy buena idea, al menos a partir de entonces vivió feliz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Tu sonrisa te delata hoy Cristina, has querido jugar con nuestra curiosidad y lo has conseguido, esta noche voy a soñar con un monton de jueveros, buscando resolver tu ultimo enigma entre la wuikipedia y algunos antiguos libros que descansas por las casas, no te asustes si mañana tienes el blog lleno de soluciones varias a tu caida jajjaaajja
    Besos llenos de alegria querida amiga.

    ResponderEliminar
  10. Oye!!! que Cristina nos manda deberes jejejje, ya buscaré ese caer ya. Muy ligero este relato Cris, un gusto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me caigo en el vacío, me caigo hasta...no sé, pero muchas veces me caigo en los sueños, otras vuelo, soy poco original con esos dos temas.
    Un diccionario de los sueños, cosa complicada, imposible explicar los sueños como un diccionario, los veo muy huidizos, poco explicables. El Dr. Freud se puso en ello y al analizarlos nos dio jaquecas muy sorpresivas.
    Sierpe, era positiva en culturas antiguas, nada que ver con la de Adán y Eva. Serpiente, cosa femenina como la luna en la noche, sibilina y envolvente. ¿te gusta mi definición? Se come su cola, sin principio ni fin, se adapta al terreno, se mueve silenciosa, es rápida, es un palo vivo, se transmuta y se camufla, come ratones y salva trigos...
    Cristina, cuando uno tiene angustias en sueños y se obsesiona, busca respuestas, es lógico, y si las encuentra en el diccionario !bravo! Y mejor no seguir leyendo no sea que la caída sea al abismo o un chapuzón en la mar sin saber nadar.
    Me ha fascinado tu relato, me gustará leer ese libro que se atreve a diccionariar los sueños. Besitoooo

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, Cristina, muy bueno. Lo que nos cambia la vida, cuando le damos un enfoque diferente, ¿eh? Eso... menos mal que no siguió leyendo, por si acaso.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Y la vida es sueño y los sueños vida oculta son. Curioso relato, a seguir soñanod, es decir, viviendo. Bss.

    ResponderEliminar
  14. Vaya, pues me has dejado con la duda... aunque a él le sirvió, espero que al menos descansara. (anda que no te lo estas pasando bien adivinando nuestras caras...)

    Nos vemos pronto, ¿no?

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  15. Pero cómo!!!!!!!...¿nos dejas con la intriga???????...ahora cada quien deberá ir a consultar el libro! jejejee...
    pobre tu personaje!...fiarse de ese tipo de cosas a algunos le sirve incluso para acertar a la lotería, pero la interpretación de cada sueño no puede plantearse así, en forma genérica e impersonal, por lo que el pobre debería haber hecho es intentar bucear en su situación íntima y personal, analizar en su interior la razón de esos miedos y pensar que no tienen por qué ser premonitorios, más bien suelen ser resultado de angustias pasadas o presentes.

    En fin, muchas gracias por sumarte a lapropuesta juevera de esta semana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Cristina lamento decirte que soy bastante esceptico en cuanto al significado de los sueños. Siempre que necesitamos soñar simplemente como una especie de reorganización de toda la información que almacenamos en la memoria, pero me has dejado con la intriga en cuanto al significado de ese caer. Tal vez acabe buscándolo.
    Si al protagonista de tu historia le sirve para tener una mayor calidad de vida, pues bendito sea el libro de la interpretaciónn y significado de los sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola, Cristina. Me voy a tener que comprar ese diccionario porque yo también sueño que caigo. Muy buen relato y, creo, el único que trata de las pesadillas. Será porque no nos gustan. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Bueno Cristina, una vez llegado al conocimiento de que "caer" en general significa que la situación va a cambiar, yo me quedaría quietecito en casa... por si las moscas.
    Además, una vez aclarado que tanto las serpientes como la angustia tienen buenas interpretaciones oníricas, me esperaría lo mejor... vale lo mismo, no?

    Buena que la has liado!!

    Besos

    ResponderEliminar
  19. vaya! me imagino lo que sigue, de todas formas yo también tengo un Libro de los Sueños y me voy a ir a ver que dice. Yo sueño mucho cuando un sueño me inquieta voy rápidamente a ver que me dice el libro. Un beso.
    Ahora que recuerdo, dicen que cuando sientes que te caes al vacío es porque estás insatisfecho sexualmente.

    ResponderEliminar
  20. Quien no haya intentado buscar el significado de un sueño... que levate la mano.
    Peligroso e inutil juego el de adivinar o explicar las historias oniricas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Y nos dejas así ... me has hecho buscar en internet el sgnificado de caer por un precipicio.
    Me ha gustado tanto lo bien hilado que está el relato como ese final que nos empuja a aprender por nuestra cuenta.
    Dado el futuro de tu personaje, ojalá después remonte, gracias a los conocimientos que le darán la serpientes, jeje. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Los sueños que recordamos al despertar son intrigantes, este libro parece practico para entenderlos, pero no sé si quiero saber demasiado, a ver si después se me quita el sueño.
    Me dejas intrigada, voy a buscar lo que sigue para ver como termina tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Jajajaja, los dejaste a todos intrigados! a mi también claro, tendré que ir al Diccionario de los sueños a ver como sigue la cosa.
    Muy buena idea para este jueves, un relato que se lee de un tirón con un final en suspenso. Por lo menos el tipo se tranquilizó, no creo que haya seguido leyendo, estará recuperando horas de sueño ahora mismo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  24. La interpretacion de los sueños es algo muy llamativo. Yo recuerdo que de adolescente busque lo que significaba soñar son serpientes en el libro de Interpretacion de los sueños de Freud y no te quiero contar como me quedé jajja
    Me ha gustado mucho Cristi.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Pues mira, mejor no lo busco, no vaya a ser... En cuanto a las serpientes, a mi me ha comentado que tiene que ver con sexo, pero bueno, eso de los sueños... lo cierto es que no me quita el sueño :)

    Estupendo tu relato, Cristina. Un placer conocerte :)

    ResponderEliminar