miércoles, 22 de febrero de 2017

Este jueves, un relato: "historia de una escalera"






Aquella escalera se había convertido en una metáfora de lo que era su vida. Se había propuesto subir cada día un peldaño más, solo uno, puede que para algunos fuera poco, pero para él, era todo un mundo. Haciéndolo así, tardaría bastante, pero terminaría consiguiendo su objetivo. Llegar hasta arriba y mirar atrás sin miedo a caer, sin temor a derrumbarse y volver al principio. Así era su día a día tras el accidente. Al principio, pensó que jamás llegaría a subir ni tan siquiera un par de escalones. Observaba el final de éstos cómo si del monte Everest se tratara, una meta inalcanzable para él y sus entonces débiles, por no decir casi muertas, piernas. Pero rendirse nunca había entrado en sus planes, ni aun cuando todo era oscuro e incierto. Estaba tocado, pero no hundido, y sabía que, tarde o temprano, volvería a flotar.


Esa mañana, al despertar, fue consciente de que el esfuerzo de tanto tiempo por fin obtendría su recompensa. Ansiaba culminar el ascenso de aquella interminable escalera que tan cuesta arriba se hacía. Solo faltaba un peldaño, un paso más para lograr su sueño, para conseguir que su vida volviera a pintarse de colores vivos. Antes de posar el pie en el rellano, miró al suelo de donde venía y también el techo al que se encaminaba, el objetivo estaba cerca, pero ahora, tocaba marcarse otro. Así, cada día, volvería a tener una nueva ilusión, algo por lo que luchar y esforzarse. Sus piernas, estaban más vivas que nunca, pero podían estarlo todavía más, y no pararía hasta conseguirlo. 


Podéis encontrar más historias sobre una escalera en el blog de Charo


21 comentarios:

  1. La metáfora del esfuerzo personal, de la superación de nuestras limitaciones, con las que hemos nacido y o las que el destino nos regaló, está empleada con acierto en esta escalera.
    un gusto leerte y"verte" después de tanto tiempo "Señora"
    besos!!

    ResponderEliminar
  2. No hay que rendirse nunca, porque al final del esfuerzo siempre merece la pena y se consigue sino se pierde la esperanza, las limitaciones a veces estan más en la mente que en el cuerpo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Un ejemplo digno de ser seguido en muchas ocasiones de la vida, no sólo en esa

    ResponderEliminar
  4. Proponerse una meta y lograrla con esfuerzo y perseverancia es una de las cosas más lindas de la vida. Un relato para pensar y decidirnos a subir nuestra propia escalera. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena idea ponerse una escalera como meta en la vida ir paso a paso sin decaer y seguir intentando cada día dar un poco más de ti mismo.
    Muy bonito enfoque ..un saludo

    ResponderEliminar
  6. Querer es poder y tú relato así lo demuestra!Toda una lección de ánimo y superación.
    Muchas gracias por participar!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Una bonita historia de superación bajo la metáfora de la escalera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. No hay que rendirse nunca, me ha gustado Cris, siempre positiva.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Es una bella alegoría a la superación, que nos enseña no darse por vencido ante cualquier circunstancia.
    Bso

    ResponderEliminar
  10. Una historia de superación personal magníficamente bien contada, Cristina. Me ha encantado.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Arriba!! Y por muy duro que sea hay que seguir porque la superación ante los problemas es saber buscar con acierto el camino de la vida..
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Estupenda metáfora de lo que es ponerse metas en la vida. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Sin duda la perseverancia es una virtud. Y, como dijo Antonio Machado: "Caminante, no hay camino. Se hace camino al andar".

    Un besote

    ResponderEliminar
  14. Como si fuera una metáfora, volver la vista hacia abajo, como un pasado y después, nuevamente elevarla hacia la meta, pero ir más allá, lo que sigue después de la meta cumplida.
    Un abrazo, Cristina

    ResponderEliminar
  15. Historia de superación, sin desfallecer, sin mirar atrás. Bravo!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Sí. Como dices una metáfora de muchas vidas...continuar es lo importante
    Besos

    ResponderEliminar
  17. La vida misma es una escalera, muchas veces nos rendimos y preferimos no subir...otras veces nos desesperamos, y cogemos el ascensor para lograr una meta mas rápida, pero dejamos atrás el esfuerzo y el disfrute de saber que logramos algo por merito propio...asi es tu escalera...un reto para aquel que buscar siempre ser mejor..besos

    ResponderEliminar
  18. Una historia de lucha y superación. Todos deberíamos pensar de esa forma y no dejarnos vencer en las caídas. Cuesta avanzar pero es la vida misma.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Great Article it its really informative and innovative keep us posted with new updates. its was reallyvaluable. thanks a lot.orologi replica
    replliques montres
    Rolex Replica
    replique montre suisse.

    ResponderEliminar